Cadáver

ewqfwe

El árbol me impresionó al instante, era como un venado petrificado. Le di unas vueltas, decidí poner el cielo oaxaqueño al fondo; el viento soplaba tan fuerte que era casi como un baño seco. Estuve un rato con el cadáver de árbol, sentía que llevaba siglos ahí; las nubes se movían lento y el sol estaba homicida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s