Polaris

Polaris

Luego de un largo viaje en auto llegué, el Sombrerete, Zacatecas era para esas horas ya cubierto por la noche, como típico citadino me impresionaba mucho escuchar el aullido de lobos salvajes, estaba estupefacto de ver tantas estrellas fugaces delinear brevemente el cielo. Con unas cervezas y una fogata a mi lado vivía probablemente la noche más impactante que jamás haya visto. Me dispuse a colocar mi tripié, saqué la brújula en pos de encontrar el norte. Ahí debería estar la tan escurridiza estrella polar. Una obturación larga y capturaría el movimiento terrestre, todas las estrellas se moverían en círculos concéntricos, todas menos una: Polaris. Luego de unas horas, aunque parezca cuento, cayó a unos 10 metros de mí un diminuto asteroide. Qué noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s